¿PDVSA se prepara para el default total e indefinido?

0
584
The corporate logo of the state oil company PDVSA is seen at a gas station in Caracas, Venezuela March 22, 2017. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

 

Conozca los objetivos políticos y económicos que se cumplen con la salida y procesamiento de Martínez y del Pino.

En las últimas 24 horas es mucho lo que se ha hablado de las figuras de Eulogio del Pino y de Nelson Martínez, quienes  luego de ser removidos de sus cargos como Presidente de Pdvsa y Ministro de Petróleo y Minería respectivamente, el Ministerio Público anunció su procesamiento porestar incursos en presuntos actos de corrupción.

Horas antes informes como el de Ecoanalítica sobre los nuevos nombramientos  y sustituciones reseñaban que la salida de los dos funcionarios constituía un debilitamiento de la posición anti-default dentro del gobierno de Nicolás Maduro.

“Ambas figuras se mostraban en contra de un impago desordenado de deuda y a favor de una reestructuración negociada con los acreedores. Estas destituciones confirman lo que ya se venía observando en las últimas semanas: la época en el que Estado Venezolano cumplía sin falta sus compromisos de deuda en bonos a los acreedores internacionales ha quedado en el pasado. El presidente Maduro se prepara para un periodo de mayores sanciones internacionales, embargo y demandas judiciales”, destacaba el informe especial.

A lo sucedido con Martínez y del Pino se suma la historia ya novelada de Rafael Ramírez y la versión de su salida de representante diplomático de Venezuela ante las Naciones Unidas. La tesis del viaje del canciller Jorge Arreaza a Nueva York para pedirle personalmente a Ramírez su renuncia, fue la más difundida  por parte de fuentes cercanas al proceso.

Ante los hechos acontecidos, pudiéramos preguntarnos si la línea de acción con respecto a Pdvsa trazada desde la Presidencia de la República tiene como objetivo “matar varios pájaros” de una vez, como decimos en criollo.

Por una parte la intención política. Despejar el terreno para que Pdvsa sea penetrada en mayor proporción por efectivos del componente castrense, buscando consolidar el apoyo armado a la gestión de Nicolás Maduro y sus intenciones de próxima reelección.  Precisamente luego de la  llegada de Manuel Quevedo a la máxima posición de la estatal petrolera, sindicalistas denunciaron la sustitución de civiles en puestos medios  por uniformados. Además, podría tratarse de una estrategia para ponerle freno a las aspiraciones presidenciales de Rafael Ramírez, quien se considera uno de los ungidos por Hugo Chávez antes de morir. Para nadie es un secreto que la pugna por el poder dentro del chavismo apenas puede contenerse en los corrillos internos.

Por otra parte la intención económica. Despejar el terreno de funcionarios que estorben para la toma de decisiones aún más radicales como puede ser el impago total e indefinido, bajo el argumento de la desgastada tesis de soberanía para ocultar la falta de recursos. La radicalización económica y la intención del gobierno en desconocer  compromisos y leyes que le perturben es cada vez más abierta. Un ejemplo fue la aprobación express en menos de una hora del Presupuesto de la Nación del 2018 por parte de la Asamblea Nacional Constituyente. En su exposición el Vicepresidente de la República, obvió mencionar las premisas económicas sobre las que se basará el  ejercicio: tasa de cambio, precio del barril de petróleo, proyección inflacionaria  y otras relativas al comportamiento de la economía en 2018. Tampoco se habló de la ley de endeudamiento ni de los ingresos que se esperan vía tributos internos.

La esperanza de publicación del presupuesto en Gaceta Oficial para conocer estas variables  luce lejana, puesto que aún se espera la publicación del presupuesto del año en curso (2017)