Pago de utilidades ¿profundizará dificultades del sistema de pagos?

0
240

El viernes pasado  los organismos públicos y algunas empresas privadas comenzaron a pagar las utilidades correspondientes al año que está por culminar.

Tradicionalmente los pagos extras navideños incrementan la cantidad de dinero  circulante y este año se espera el mismo efecto, pero la escasez de efectivo lleva a preguntarnos entre otras cosas, cómo el Banco Central de Venezuela responderá a la creciente demanda de billetes. En este punto es importante aclarar que la disponibilidad de efectivo es responsabilidad principal del ente emisor no de las entidades financieras.

La Superintendencia de Bancos, como organismo supervisor ha informado que se han tomado  previsiones especiales para enfrentar la época de Navidad y Fin de Año. Como se ha difundido ampliamente esperan que con las políticas de promoción de las transacciones electrónicas se pueda superar la coyuntura. Sin embargo, hasta la fecha no se observa la disminución de la presión sobre el efectivo. Ni  La emisión del billete de Bs 100 mil  ha sido suficiente.

Desde la Asociación de Trabajadores, Emprendedores y Microempresarios (Atraem) aseguran que el caos ante la escasez de efectivo se ha agudizado afectando al país entero, pero en especial a los emprendedores, pues son generalmente trabajadores por cuenta propia que no tienen acceso a los puntos de venta.

“El bolívar ha perdido su valor en casi 1000% y los especialistas prevén una devaluación del 2000% para 2018…hay que tener en cuenta esta realidad y el  corralito que implica no poder sacar de las agencias más de 10 ó 20 mil bolívares al día, lo cual afecta el menudeo”.

Cada vez se necesitan más billetes para comprar los mismos bienes.

La realidad que perciben los actores de la microeconomía encuentra  confirmación en la Academia Nacional de Ciencias Económicas

Humberto García Larralde, individuo de número de esta institución demostró que se ha “pulverizado el valor del bolívar” presentando las siguientes cifras.

La conclusión de diversos análisis sobre el efectivo señala que se necesitan  570.000 millones de bolívares adicionales a la disponibilidad de billetes y monedas que circulan en nuestra economía actualmente.

Los expertos también señalan que es importante reducir la brecha entre la velocidad que crece la liquidez  y  la velocidad en la que crece la disponibilidad de efectivo.

La preferencia de los pensionados y jubilados por el efectivo, el depósito del bono alimentación en las cuentas de los trabajadores, el reciente aumento de sueldo y el pago de las utilidades y bonificaciones de fin de año, auguran la agudización de la crisis del efectivo.

Todos estos elementos abonan el camino para el colapso del sistema de pagos. Recordemos que a finales del año 2016, con el anuncio del retiro del billete de Bs 100 se generó un hito importante que tuvo como consecuencia ataques sistemáticos contra comercios en el interior del país.

Con información de Venepress.