“¿Es posible renegociar la Deuda venezolana? Lo que Maduro no dice…”, por Ángel Alvarado

0
1495

Colapso económico: ¿Se puede pagar la deuda?

La economía venezolana acumula 48 meses de recesión económica, el mismo tiempo que tiene Maduro en el poder profundizando el “socialismo del siglo XXI”. La producción industrial se ha contraído 43% gracias a controles que distorsionan la economía. La producción petrolera se desplomó a sólo 1,8 millones de barriles diarios. Lejos quedaron las proyecciones sobre las que se contrajo la deuda, cuando Petróleos de Venezuela prometía la producción de 6 millones de barriles diarios.

Este colapso es parte del legado de Hugo Chávez, quien emitió 95% de la deuda actual para sostener el ineficiente “socialismo del siglo XXI”, y generar artificiales booms de consumo en períodos electorales. No hubo nunca la previsión de que el periodo de vacas flacas podría llegar.

Enfrentar el peso de la deuda que paga el hambre de los venezolanos, no es simplemente un tema de prometer nuevos acuerdos de financiamiento, sino entender cómo la economía va a lograr niveles de crecimiento y productividad que hagan creíbles los nuevos endeudamientos.

La producción petrolera está en decrecimiento constante. Lo poco que se produce es usado para pagar deudas, y el Gobierno se encuentra entrampado ideológicamente, impedido para  hacer reformas que lleven a un plan económico creíble, que haga viable la recuperación de la capacidad de pago.

Maduro siempre llama a la negociación cuando el agua le llega al cuello. Nuestra experiencia es que no tiene ningún tipo de escrúpulos para negar los acuerdos alcanzados, incumplirlos y volver  a prometer una nueva negociación.  Solo entiende acuerdos en los que gana él.

La deuda promete ser un nuevo ejemplo de su estrategia: coloca como jefe de negociación a Tareck El Aissami, sancionado por el Tesoro americano por narcotráfico y acusado de tener conexiones con Hezbollah. ¿Qué pretende sacar Maduro de esto? En primer lugar ganar tiempo, distrayendo los mercados con promesas y ambigüedades; en segundo lugar tratará de culpar al Gobierno americano de un eventual default, del cual su fracaso económico es la única causa.

¿Cómo se soluciona el problema de la deuda?

La deuda venezolana es un tema político, y solo será resuelto cuando la crisis política llegue a su fin; es decir, cuando los venezolanos recuperen la democracia plena. Si los mercados quieren recuperar su inversión deberán presionar por la vuelta de la democracia en  Venezuela. Cualquier otra solución será insostenible, parcial y siempre en contra de los mercados y del propio pueblo venezolano.

La deuda venezolana será resuelta cuando: i) el nuevo endeudamiento sea aprobado por la Asamblea Nacional (AN) que Maduro no reconoce; ii) cuando Maduro levante la inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente (ANC), ya que debido a su instalación el Gobierno está sancionado, e imposibilitado para emitir nuevas deudas en los Estados Unidos; y iii) finalmente, cuando se llame a elecciones libres y democráticas en Venezuela.

Si los mercados quieren recuperar su inversión deberán presionar por la vuelta de la democracia a Venezuela, de lo contrario cualquier promesa carece de validez. Cualquier otra solución será insostenible, parcial y siempre en contra de los mercados y el pueblo.