- Publicidad -

La galopante inflación que vive el país ha llevado a una desequilibrio tal de los precios que pasan cosas tan insólitas como, por ejemplo, que un kilo de queso cueste hasta 35% que uno de carne.

Esta realidad se evidenció durante el recorrido semanal del EQUIPO DE DESCIFRADO por distintas ventas de alimentos en Caracas, donde se comprobó que el kilo de queso duro puede costar ya hasta Bs. 63.383 bolívares, más de Bs. 16.000 por encima del precio de un kilo de carne, que todavía se podía conseguir en Bs. 47.000.

Lea:  DESCIFRANDO EL MERCADO: Un solo huevo cuesta ya hasta 2.000 bolívares

- Publicidad -

El mayor precio del sub producto de la leche se consigue en los supermercados, donde solo se venden las variantes más caras (Santa Bárbara o Palmizulia) en montos que van 62.450 a los ya referidos 63.383 bolívares. 

En las venta libres de regulación del centro de la ciudad, el popular queso para rallar se conseguía en Bs. 58.000, también bastante más caro que la carne en varios comercios.

Entre tanto, los buhoneros lo ofertaban entre 45.000 y 50.000 bolívares, precio este último vigente entre los bachaqueros (buhoneros sin puestos fijos).

Lea: El precio de la margarina Mavesa se cuadruplicó en pocas semanas

En los mercados municipales las variedades más económicas del queso duro se conseguía entre 45.000 y 45.500 bolívares.

Los locales agregados a las ferias de hortalizas y frutas siguen siguen siendo los lugares donde se consigue el mejor precio pero de una variedad de menor calidad. Allí se consigue entre 38.000 y 42.000 bolívares. 

Le interesa: Hasta 51% del salario mínimo hay que invertir para comprar una hamburguesa “chatarra”

- Publicidad -