Colectivos amenazan invadir apartamentos y comercios del norte de Caracas

0
1638
- Publicidad -

Denuncian que policías municipales comandan a los grupos armados

En los últimos meses se ha desatado el terror en parroquias del municipio Libertador, donde colectivos asociados al oficialismo azotan a los caraqueños llegando incluso a intentar invadir locales comerciales y hasta apartamentos, sin que los cuerpos de seguridad del Estado hagan nada. Vecinos relataron que estos sujetos portando carnets de instituciones del Estado y pistola en  cintura, entran a los edificios y agraden a las comunidades con el objetivo de violar la propiedad privada.

El coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, Carlos Julio Rojas, señaló que el problemas de las invasiones es uno de los principales detonantes de la inseguridad en la capital, ya que estas edificaciones o terrenos tomados son usados como guarida de colectivos para atracar, extorsionar y hasta matar a los ciudadanos. “Conforme a nuestros estudios en el norte de Libertador, hay más de 130 edificaciones tomadas por estas bandas armadas, y esta cifra no hace más que aumentar para el perjuicio de la comunidad”, indicó.

- Publicidad -

Rojas explicó que el nuevo modus operandi de los colectivos es llegar a los edificios de parroquias como Candelaria, evaluando qué locales comerciales o apartamentos están vacíos para forzar las cerraduras y tomarlos ilegalmente. “Usan como argumento para tomar estas propiedades que ellos son el poder popular y están respaldado por el Gobierno de Nicolás Maduro, pero en realidad estas acciones son un negocio, en el que el cobro de vacuna a los vecinos es solo la punta de iceberg de la red delincuencial”.

El también integrante de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria reveló que estos colectivos también tienen el control de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), y reparten la comida solo a los afectos al oficialismo. Agregó que “bachaquean” los productos y los venden a precios inalcanzables para el pueblo. “En muchos casos además de las armas, estos paramilitares amedrentan a la comunidad con quitarles la caja CLAP si se oponen a sus desmanes. Es decir, juegan con el hambre de los más humildes”, afirmó.

Informó que según las estadísticas recabadas en Candelaria, hay 32 edificaciones invadida. San Bernardino cuenta con 12, y El Recreo, con 39, solo por mencionar tres parroquias que son de las más afectadas por este mal. “Un edificio invadido se convierte en una alcabala de la muerte para la comunidad y ante esta realidad los cuerpos de seguridad del Estado se hacen de la vista gorda, siendo en algunos casos hasta cómplices, porque muchos de los miembros de los colectivos son funcionarios policiales pertenecientes por ejemplo a la PoliCaracas”.

Edificio Fondo Común bajo asedio

Rojas, a nombre de los vecinos del edificio Fondo Común (quienes por medidas de seguridad prefirieron mantener su anonimato), relató cómo los colectivos se la pasan rondando en los alrededores causando miedo y terror en el vecindario. “Ya esta comunidad ha sido atacada y por tal razón muchos de los habitantes no hacen las denuncias directas porque pueden ser víctimas de agresiones directas. En la torre tomaron un local comercial y han gritado a los cuatro vientos que van por los apartamentos”, exclamó.

Reveló que el grupo armado que azota este edificio se denomina Frente Revolucionario Socialista Nicolás Maduro Moros y es dirigido por un sujeto llamado Armando Díaz. Dijo que “cometen sus delitos aparados en la protección de la Alcaldía de Libertador”. “(El alcalde) Jorge Rodríguez es cómplice de estas violaciones flagrantes a la propiedad privada, ya que son sus propios funcionarios los que lideran las tomas y amenazan a los vecinos”, concluyó.

- Publicidad -