Con la venta de Opel General Motors deja atrás uno de sus peores negocios

0
1333
- Publicidad -

General Motors (GM) , mayor fabricante estadounidense de autos, anunció el lunes la venta por 1.365 millones de dólares de su filial europea Opel/Vauxhall al grupo francés PSA, propietario de las marcas Citröen-Peugeot.

La venta es el epílogo de 16 años consecutivos de pérdidas en Europa que totalizan 15.000 millones de dólares.

Al ceder Opel a PSA, GM deja Europa tras un rotundo fracaso comercial y buscará centrarse en mercados más rentables como China y Estados Unidos e invertir en vehículos autónomos.

- Publicidad -

El negocio hará que GM ceda a la alianza Renault-Nissan/Mitsubishi el tercer lugar en el ranking mundial de fabricantes. Empero reforzará su caja con al menos 1.400 millones de dólares anuales, calculan analistas.

“GM prefirió la rentabilidad al tamaño”, dijo Jairam Nathan, analista de Daiwa Capital Markets mientras que Maryann Keller, de la firma MK&A, consideró que el negocio es una muestra de “pragmatismo” y “sentido común”.

GM sufrió en Europa por una estrategia centrada en la comercialización de autos pequeños con magros márgenes de ganancia. La empresa se pasó haciendo reestructuraciones permanentes y costosas debido a que las normas laborales europeas son más rígidas en Europa que en Estados Unidos.

Fuerte crecimiento
A la cabeza de las operaciones de GM desde 2014, Mary Barra confirmó la opción de invertir principalmente en mercados rentables renunciando así a la tradición de la empresas de estar presente en todos los continentes para ser considerada importante.

Mary Barra

Ese cambio de rumbo comenzó en 2015 cuando GM paró de producir en Tailandia e Indonesia y se fue de Rusia.

Dejar Europa, sugiere que GM apuntará exclusivamente a invertir en América del Norte, que concentra la mayoría de sus ingresos, y en China en donde vende más autos y crece rápidamente.

China, convertida en el primer mercado mundial del automóvil con 28 millones vendidos en 2016, tiene suficiente potencial como para compensar las ventas perdidas en Europa.

En 2016, Buick, primera marca de GM en China, y Wuling (fabricado en alianza con una firma china) vendieron el doble de autos que Opel/Vaixhall. Las ventas totales de GM en China aumentaron el año pasado 7% a 3,9 millones de vehículos.

Ese crecimiento continuo debería obligar a invertir considerablemente y a movilizar muchos recursos.

Por otra parte, salir de Europa, permitirá también a GM involucrarse más en la carrera por el desarrollo de vehículos sin conductor.

En esa carrera tanto GM como su rival Ford están rezagadas en relación a Google y Uber que están desarrollando vehículos autónomos que son considerados el futuro de la industria.

Le interesa:

United Airlines modifica ruta Houston-Caracas por inseguridad en el país

Más de 9,5 millones de trabajadores no reciben el cesta ticket socialista

- Publicidad -