Sicad: ¿Cuáles Dólares?

 Para que Sicad funcione, es necesario que el gobierno logre poner los dólares

Alexander Guerrero

dolar

La sabiduría popular dice que para sacar un conejo de un sombrero, es necesario ponerlo previamente en el sombrero; lo cual por analogía, quiere decir, que para que SICAD funcione, es necesario que el gobierno que administra el monopolio sobre los dólares logre ponerlos en las subastas, las cuales tiene cinco meses anunciándolas. Al revisar el origen de los dólares que entran por la balanza de pagos – BCV- y que recibe FONDEN, y otros fondos, encontramos que el 98% procede del petróleo, la revolución -por agenda y consecuencias no intencionadas- hizo posible que los dólares transados por la balanza de pagos fuesen exclusivamente petrodólares, y deuda cuando fuese emitida, si acaso, para dependencia absoluta del petróleo.

El manejo del tema SICAD ha logrado elevar las esperanzas del venezolano con necesidad de acceder al dólar, se ha hecho entender que la escasez de divisas es de tipo coyuntural, y que con la presencia del SICAD, habrá dólares, voila, pero no, la escasez llego por un largo tiempo, tiene su origen en la estrechez del flujo de caja de PDVSA, una empresa que hoy produce escasos dólares, no cobra todo el petróleo que vende, tienes grandes deudas y cuentas por pagar, parte del petróleo lo cobra con pollo, caraotas, leche, jalapeño y habanero, y su producción ha menguado.

 Crisis de pagos: no hay petrodólares

Ello nunca fue así, pero PDVSA con un flujo de caja negativo por dos años consecutivos, raspó la olla, para las importaciones bajo control de cambio solo hay oro no transable por estar en Caracas y unos 2000 millones de efectivo en divisas; en otras palabras un 50% menos de las importaciones del 2012, y con ello, una severa contracción de la economía que estimamos en -8% para este ano. Recordemos que el precio del petróleo es 100$/barril, pero no hay dólares, allí esta quid del desaguisado financiero del gobierno, entre derroche, corrupción, revolución y mala asignación de recursos se volaron un colosal volumen de ingreso petrolero. PDVSA entrega petróleo a China, Petrocaribe, Cuba y sus aliados en el Mercosur, Bielorrusia, etc. Por debajo del precio internacional, y a cambio recibe promesas de pagos, especies, pero el gobierno recibe apoyo político, una costosa factura. Quien responde por tanto derroche?.

En medio de esas crisis de pagos, el gobierno en las normas del SICAD propone, absurdamente, invitar el ahorro externo de residentes, empresas e individuos, pero manteniendo el control de cambio. Quien traería dólares a una subasta, cuando sabe que el paralelo pagaría el doble de ese precio?, obvio, nadie. Sin embargo, las normas, dicen que podrían participar no residentes, lo cual nos trae el modelo argentino que abre posibilidades a la legitimación de capitales a cambio de repatriarlos.

 El SICAD, el paralelo y la inflación

El gobierno tiene cinco meses hablándonos del SICAD, de subastas; llegaron otras normas complementarias para su funcionamiento, y hasta el link de la esperanza de muchos con deseos de comprar algunos dólares sin saber a qué precio y miles se inscribieron en el RUSICAD. A estas alturas desde su creación Febrero 2013, el SICAD no ha logrado operar, hubo una subastica de 200 millones de dólares, semi-clandestina, no liquidada totalmente y el precio al cual se vendió el dólar fue escondido, el gobierno no quería que se supiera que la devaluación en esa subastica era del 100%, pero no engañan; la gente a gritos lo dice a cada instante cuando ve que la hiperinflación le destruye el poder adquisitivo del bolívar semana a semana. Después de todo, el gobierno perdió la opinión pública y la calle, pero las lleno de militares, dólar seguro!.

En las calles el mercado paralelo vibra en todos los niveles sociales, desde los más populares y humildes, hasta empresarios y agentes financieros lo compran y lo venden; en las casas de cambio se puede observar el bingo, el arbitraje hacia el dólar -en cash contante y sonante- en las calles ese efectivo se mide a través del precio del bolívar en Cúcuta, a ese precio, millones de transacciones se hacen frente a las casas de cambios. La inflación, un subproducto del control de cambio, es consecuencia dos severas crisis como nunca la había vivido la economía venezolana en la historia reciente; a saber una crisis de balanza de pagos que se expresa en la escasez de divisas, dado el flujo de caja negativo de PDVSA, y la otra crisis, un boquete fiscal que no es sostenible, es decir, no financiable, -al menos que el gobierno decida financiarlo con inflación, y eso pareciera ser su decisión- , y que si no opera un recorte fiscal, nos llevara en conjunto con la escasez del dólar a una hiperinflación de dos a tres dígitos. De ambas crisis la culpabilidad está en el gobierno por omisión y comisión! Expliquemos.

 El ahorro externo de los venezolanos y el control de cambio

Frente a esa realidad el gobierno responde con normas para el SICAD que ofrecen más regulación cambiaria, en el marco de la cultura del control, pero ninguna salida, como si no comprendiera que lo que realmente ocurre es que los petrodólares no fluyen porque PDVSA debe y además no le pagan, su flujo de caja negativo dice mucho del derroche de la renta del petróleo. El monopolio sobre el dólar ejercido por el gobierno, destruyo la liquidez internacional requerida para que la economía pueda funcionar normalmente. El gobierno sigue viendo para los lados, sin querer comprender que el verdadero problema es el control de cambio per se, que ya no tiene cambio -divisas- que controlar, los petrodólares no están fluyendo.

Quedan los dólares del ahorro externo del venezolano y sus empresas, que el gobierno pretende vendrán a una subasta cuando su oferta es el mercado off shore; suponer que esos dólares vendrían a rellenar las subastas requiere que el gobierno renuncie al socialismo y haga fe de respeto a los derechos de propiedad y lance al cesto de la basura de la historia el costoso socialismo. De donde sacara el SICAD los dólares para las subastas? Las normas incorporaron hasta los no residentes, con lo cual habrá que tener sumo cuidado, por el peligro que podría tener el mecanismo cambiario de legitimar capitales cuyo origen sea difuso. Acá se ve la influencia argentina y el curioso fenómeno de legitimar capitales que puedan tener origen no muy casto, solo con el hecho de ser repatriados.

 PDVSA: flujo de caja rojo rojito

Para comprender un poco este asunto de los dólares una matemática muy simple nos ayudara. El 98% de las divisas que entran en el BCV tienen origen en PDVSA; lo mismo ocurre con las divisas que pudiera tener FONDEN, y los otros fondos del tesoro activados por las “finanzas bolivarianas”. En otras palabras, todos los dólares potencialmente transables en las subastas, vienen del petróleo. Qué pasaría si el flujo de caja de PDVSA es negativo, es decir, está en rojo, como lo está realmente; en otras palabras, PDVSA no tendría dólares para venderle ni al BCV ni para entregarle a FONDEN, los balances de este dicen poco o nada.

Comencemos con este detalle, entre 2005 y 2011 PDVSA acumulo una colosal deuda externa de 30000 millones de dólares, con ese ingreso pudo mantener su caja en positivo, pero fue precisamente desde 2011 cuando PDVSA se ausentó del mercado internacional de capitales y no pudo seguir endeudándose, cuando el flujo de caja comenzó a mostrar el peso del gasto social, del juego geopolítico con el petróleo barato e intereses blandos y el crecimiento de las cuentas por cobrar, que abrió el boquete en el flujo de caja de PDVSA. En contraste, el gasto de PDVSA se mantuvo sin detenerse, pese a que el flujo de divisas provenientes de la actividad petrolera se reducía también por caída de las exportaciones y de los valores de exportación, la caja de la corporación petrolera se enrojeció, se hizo negativa, eso paso en 2011-2012, ocurre intensamente este año 2013 y con seguridad ese será el escenario para 2014. El rojo de PVDSA se situá en un 20% de su turnover.

Como el costo de la política ha crecido sin detenerse porque la clientela del socialismo depende del ingreso petrolero, convertido en gasto social de PDVSA, era evidente que con el ingreso petrolero cayendo y con la política de comerse la gallina, pocos huevos quedarían. Hoy no solo no hay divisas en el BCV sino que tampoco los hay en FONDEN y ni en los otros fondos, totalmente ilíquidos, por las mismas razones que no hay en el BCV. Ese es el core de la crisis de balanza de pagos que el gobierno se hace el loco y que la oposición política voltea para los lados como si no fuera con ella, incumpliendo su rol de contrapeso político y social. La inflación destruye los salarios y los actores políticos parece que no se dan cuenta de ello.

En MInFinanzas no comprenden que ellos causaron esta debacle; deben irse Desde Mini Finanzas siguen “blowing strawberries”, sus relacionistas en la gran prensa corren que habrá endeudamiento externo para nutrir las subastas en el SICAD. La realidad es sin embargo otra, y más fuerte que la fantasía, tanto PDVSA como la Republica -léase fisco- tienen sus riesgos in crescendo, los CDS, derivados para cubrir el riesgo de un potencial default han alcanzado niveles de 1400 y 1100 pb respectivamente; el mensaje es uno solo, el costo financiero es tan alto que ir a los mercados de capitales con emisiones de deuda seria poco menos que criminal, financieramente hablando. Los lobbies bancarios lo saben y no se atreven a estructurar esos papeles.

 Salida: facilito!! 

¿Cuál es la solución ? Eliminar el control de cambio, dejar que el dólar y el bolívar circulen libremente, y que el precio entre ambos fluctúe, emulando un régimen bimetálico, común en el mundo normal, con un gobierno que firme un compromiso de respeto de los derechos de propiedad, para que así, los dólares distintos a los petrodólares hagan el milagro que los ministros de economía no quieren ver, sus paradigmas nos trajeron a esta ruina, es hora que se aparten y le den el paso al conocimiento y al saber.

Sus comentarios son valiosos